CONSULTORIA GASTRONÓMICA PARA RESTAURANTES

¿NECESITO UNA CONSULTORÍA DE RESTAURANTES?

 

¿Por qué contratar una consultoría para tu restaurante?

Puede que tengas un buen Jefe de Cocina, que cocine bien, que asista gente , pero igualmente ves que tienes muchos gastos y que a pesar de que vendes bastante, no llevas el control exacto de tu cocina y eso afecta a  tus beneficios,

Son muchos los aspectos que intervienen en la gestión de un restaurante y es muy difícil llevar todos bien, a la par, sobre todo en los primeros años de funcionamiento. La consultoría de restaurantes te ayuda a mejorar todos los aspectos que intervienen en el negocio, sin descuidar ningún ámbito para que todos funcionen correctamente. De este modo, puedes tener platos atractivos, pero también tener un buen gestor de aprovisionamiento.

No todos los restaurantes tienen el mismo esquema de funcionamiento, pero todos ellos buscan el mismo resultado: la rentabilidad y el éxito. Al tener diferencias en el modo de operar, cada negocio tendrá su momento decisivo para contar con los servicios de un consultor de restaurantes.

 

La verdad es que los propietarios de los locales, ya en funcionamiento, son bastante reacios a solicitar los servicios de una consultoría de restaurantes, en un principio. Hay una serie de elementos que frenan el acudir a pedir ayuda a un consultor de restauración:

  • No reconocer que se necesita ayuda.

    A muchas personas les cuesta reconocer la necesidad de ayuda de terceros. En el caso de la restauración, se tiende a creer que son rachas o baches momentáneos y que se reflotará el restaurante por sí solo.

  • Una persona ajena al negocio no entenderá su funcionamiento.

    Los consultores de restaurantes son profesionales expertos en el sector, puede que haya diferentes tareas que se realicen de modo distinto en ese negocio en concreto, pero entienden el sector a la perfección.

  • Pensar que es un trabajo que puede hacer cualquiera

    . Un restaurante es mucho más que un diseño de carta bonito y un menú perfecto. El conocimiento de un consultor de restaurantes abarca todos los ámbitos que deben estar a pleno rendimiento para la gestión del negocio. A menos que se cuente con formación en ámbitos tan diversos, no sirve cualquier persona para reflotar un restaurante.

  • El precio de la consultoría de restaurantes.

    Establecer las directrices que aseguren el buen funcionamiento del negocio es una inversión necesaria para retomar la buena senda. Recurrir a ayuda profesional es un modo de conseguir ser rentables de nuevo. Además hay varios formatos para asumir los honorarios de un asesor gastronómico

 

  • La situación aún no es extrema para acudir a una consultoría de restaurantes

    . ¿Cuándo lo es? Una vez que hayan notificado el embargo del local puede ser la situación extrema que se necesita para recurrir a la consultoría de restaurantes, pero en este momento, puede que ya nada se pueda obtener de ella.

 

PRINCIPALES ACCIONES DE LA CONSULTORÍA DE RESTAURANTES

 

Cada restaurante es un mundo y puede que lo que a un negocio le vaya bien, al otro no. Es por ello que estas acciones que voy a comentar a continuación, son genéricas y no se pueden aplicar a cualquier tipo de restaurante . Simplemente son un ejemplo de lo que la consultoría de restaurantes puede hacer por tu negocio.

Lo primero es un análisis de la situación , que nos permita identificar los problemas, después se aplican estas acciones, o variantes de las mismas, si se ven necesarias.

  Cambio de carta

Una carta obsoleta que no transmita motivación por parte del chef ni afán por superarse puede marcar el rumbo a la decadencia de un restaurante. Con la consultoría de restaurantes, se analiza qué está fallando en la configuración del menú y se actualiza la carta en función de las necesidades que plantean los clientes y del protagonismo buscado para los alimentos empleados. Se busca una carta equilibrada en todos los sentidos y se diseña .

 Motivación de la plantilla.

Al introducir las mejoras estudiadas por la consultoría de restaurantes, se consigue mejorar el desempeño de los trabajadores y, por tanto, el ambiente de trabajo. Se introducen nuevos retos que incentivarán al personal y se trabajará de un modo más dinámico y productivo. Esto, sin duda, no pasará desapercibido para el cliente que notará un ambiente más propicio para el disfrute de la comida.

   Rigurosidad contable.

Las entradas y salidas de dinero deben estar perfectamente registradas para poder llevar la contabilidad al día y conocer qué cantidad está disponible para afrontar pagos, qué cantidad se debe a proveedores, etc. Esto permite conocer al momento en que situación se encuentra el restaurante y llevar un control de la situación económica del negocio en el día a día.

Acciones comerciales.

No se puede abrir un restaurante y esperar a que la gente lo llene. Es casi esencial realizar acciones comerciales que permitan idear métodos para atraer clientes y determinar una estrategia de marketing para conseguir una identidad como marca y destacar entre los competidores del sector.

Introducción de tecnología.

Hoy en día, existen multitud de avances tecnológicos que facilitan el trabajo de modo que se consigue incrementar la efectividad. Por ejemplo, adoptar unos terminales que manden las comandas directamente a la cocina significan un ahorro de tiempo tremendo para un camarero que puede dedicarse a otra cosa mientras la información circula telemáticamente. Es un modo de mejorar la productividad del restaurante.

 

 

Experiencia

<<»Según los datos de los estudios oficiales podemos concluir, que aquellos establecimientos hosteleros que  tuvieron que cesar su actividad y no consiguieron superar los momentos de adversidad, son aquellos que no fueron capaces de consolidar una oferta gastronómica o de generar una experiencia sólida o suficiente, como para atraer y mantener a una clientela mínima que les permitiera afrontar los costes y destacar sobre aquellos establecimientos dentro de su área de “competencia directa”.

Podemos afirmar con resultados probados que algunos establecimientos han aumentado sus ingresos una media de un 12% a partir del primer mes de la implantación de las mejoras sugeridas por un consultor, y de más de un 30% a partir del primer trimestre. Esto quiere decir que la inversión de contratar alguno de los servicios que te ofrezco puede llegar a ser amortizado en tan solo las dos primeras semanas, suponiendo el resto un aumento directo de ingresos, que además también te voy a ayudar a gestionar»>> (datos ofrecidos por ABC restaurantes)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *